Curso de Formación Humana Integral

 

Como se puede observar en la figura, la interdependencia entre las distintas áreas o dominios del ser humano son la clave para la consistencia personal. Por ende, el transito constante a través de ellos es también la clave para una Formación Humana Integral que sea sostenible en el tiempo. El individuo común, transita por estos dominios constantemente, muchas veces sin saberlo o lo hace de una manera muy rudimentaria. Esto se debe a que en la educación formal, el énfasis puesto en desarrollar conceptos y competencias básicas dentro del dominio mental han tomado un rol predominante. Esto no deja de ser meritorio en la evolución humana, pero para pasar al próximo nivel que se avecina, el ser humano es llamado a otro desarrollo.

 

Dominio Espiritual

El campo espiritual podría ser considerado uno de los más complejos de mencionar debido a que los otros tres tienen una manera muy objetiva y clara para clasificarlos e investigarlos. Cabe aclarar que en éste dominio puede haber muchas interpretaciones personales que pueden ser generadas por paradigmas o creencias personales que se han ido desarrollando a través del tiempo y la historia. El campo espiritual llegaría a ser por un lado una especie de resultante de la interacción de los anteriores tres dominios. Por otro lado, sin entrar en un espacio estático de verdad escondida o alejada, es una exploración de aquello que permite cohesionar los tres dominios y que tiene una conexión con algo mas allá de si mismo. A diferencia de otras escuelas de autoconocimiento más prácticas y enfocadas en los dominios de lo físico, emocional e intelectual, en la formación humana integral el componente espiritual tiene una impronta muy importante que no deja de quitar una mirada clara y objetiva. Por espiritual no se relaciona al concepto religioso, más bien a aquello que podría ser lo que inspiro a seres extraordinarios mostrar con su ejemplo y enseñanzas a lo que puede llegar el ser humano una vez llega a integrar los dominios para crear un puente entre lo infinito y lo finito.

 

Dominio Mental

El campo mental podría ser uno de los dominios más explorados, investigado y predominante. Indistintamente, esta exploración mental parece haber sido enfocada en un instinto de sobrevivencia puesta en función a lo externo en vez de lo interno. Uno de los componentes fundamentales es el lenguaje, que tanta transformación ha creado desde su incorporación en el sistema social. Otro llega a ser la comprensión de la psiquis humana, rama tan extensa que ha llevado al hombre a cuestionamientos y descubrimientos muy profundos. Para la exploración de éste dominio enfocado más en un aspecto de autoconocimiento que el servicio (como la psicología, psiquiatría, etc.), una mirada antropológica y espiritual puede ser un camino a transitar. Por mirada antropológica y espiritual se entiende la comprensión más global y etimológica de los conceptos que pueden estar más presentes en el individuo. Al tener una mirada más amplia, la visión de si mismo puede cobrar un sentido en el cual la mente pueda ponerse en función de un campo espiritual más que a si misma. Intentar explorar éste dominio por si mismo, que es posiblemente lo que se ha estado haciendo en el último tiempo con predominancia, puede ser muy atractivo e interesante pero al mismo tiempo desconcertante y no cumplir una función mayor. La exploración por ejemplo de conceptos como los miedos, la libertad, el amor y otros pueden ser de vital importancia sea en el conocimiento de uno mismo como el de otros. Aquí también entran herramientas muy concretas y claras que puede dar una guía tremenda para una integración personal, como el eneagrama o calendario maya que vienen de culturas ancestrales sabias. Sin embargo, para llegar a dicha comprensión, es óptimo que el individuo tenga una preparación previa que le permita no confundirse con una forma o modismo.

 

Dominio Emocional

El campo emocional al igual que el físico parece que ha sido obviado por el ser humano. Se podría decir que existe una ignorancia emocional que es generalizada, ya que el enfoque racional ha predominado e intentado negar este dominio tan importante. En un sistema patriarcal en el cual la humanidad se ha encontrado, la expresión de las emociones se convirtió en una especie de anomalía y algo correspondiente al género femenino. El género masculino quien tomo la batuta hizo un gran esfuerzo en reprimir y tapar el aspecto emocional ya que iba en contra de un sistema autoritario y de búsqueda de dominio y poder. Descrito por Claudio Naranjo, es como si el ser humano en su infancia tuvo una carencia de amor, calor, maternaje que luego hizo al adulto buscar este calor maternal no solo en sus relaciones pero también en sus actividades, placeres, etc. Esta búsqueda desde la carencia de alguna manera causó un debilitamiento en la voluntad personal que incidió en los distintos dominios del individuo, pero más que nada creó un vacío interminable casi imposible de llenar. Por esto, la vitalidad de comprender a profundidad el aspecto emocional que puede ser una llave fundamental para transformar este transito desde la carencia hacia la plenitud.

 

Dominio Físico

El campo físico es un dominio muchas veces negado o ignorado por el individuo. Posiblemente por ser uno de los dominios más tangibles y presentes es que el ser humano lo ha tomado por sentado y decidió no explorarlo. Tanto las investigaciones científicas actuales como muchas escuelas espirituales le han dado un lugar primordial al cuerpo primero por su importancia para la experiencia humana y segundo por la claridad con la cual manifiesta el estado en el cual se puede encontrar la persona. Una persona haciendo una labor muy interesante en esta área es el Dalai Lama, quien se ha puesto en la tarea de juntarse con científicos y hombres influentes en distintas áreas en occidente para ver como las prácticas y enseñanzas espirituales tienen una alta correlación. Por más de que existen avances fascinantes en este dominio desde su estudio, la invitación principal es a la exploración a través del sensación y experiencia personal. Por más que existan ciertos límites que condicionan a todos los seres humanos, existe una enorme posibilidad de enseñanzas que está relacionada al cuerpo. A esto también se le puede agregar la postura que no es algo tan ligado al tema biológico, más bien a las emociones, pensamientos y actitudes que va adquiriendo cada persona.

Esto llegaría a conformar el eje horizontal (se coloca en un eje debido a que se va a crear una matriz) de la propuesta con respecto a un tránsito a través de los distintos dominios del ser humano. Como se puede ver, cada campo es una clara invitación a una exploración muy profunda y extensa que va a depender del compromiso individual.

Eje horizontal de la matriz