fbpx

¿Qué tiene que ver el sesgo de negatividad con el crecimiento personal y espiritual? Para las personas que tiene nestudios psicológicos, posiblemente tenga muy claro qué es el sesgo de negatividad y sus efectos en la vida cotidiana. En el caso de las personas que lo eschan por primera vez, podría ser una explicación muy clara de porqué seguimos leyendo los periódicos y no nos desconectamos de ciertas fuentes de información que no dejan de enviar mensajes negativos, alarmantes y preocupantes. Es por esto, que es de vital importancia que podamos explorar de manera más profunda este aspecto que puede tener una repercusión en nuestro bienestar general.

¿Qué es el sesgo de negatividad? Si bien hay una definición psicológica con un trasfondo evolutivo detrás del concepto, el sesgo de negatividad es la tendencia que tiene el ser humano a darle más importancia a un aspecto negativo de cualquier situación o evento que a un positivo. Para traerlo a lo personal y tu cotidiano, invito a hacer un corto ejercicio que puede resultar bastante práctico y a su vez didáctico (no toma mas de 5 a 10 minutos)

  • Lee las pautas dos veces detenidamente para entender bien la consigna. Posterior a eso, cierra los ojos con una respiración natural y consciente y realiza el ejercicio.
  • Pautas: Recuerda la última persona que has conocido de manera más cercana e íntima (no se trata de una persona que has visto en la calle y has saludado, sino, de alguien que se ha convertido un amig@, colaborador del trabajo, etc.). Una vez que identifiques esta persona, intenta recordar por lo menos un aspecto negativo y un aspecto positivo de esta persona que esté claro en tu mente. Habiendo identificado ambos aspectos, repite internamente un par de veces el aspecto positivo (ejemplo, es amable) y siente el efecto e impacto que tiene en tu cuerpo. Luego repite internamente un par de veces el aspecto negativo (ejemplo, no me escucha) y siente el efecto en tu cuerpo. Finaliza por ver la diferencia y también ver cuál de los dos aspectos denomarías que tiene más impacto en ti.

Una vez que hayas realizado el ejercicio, puedes constatar que el efecto de los aspectos negativos tiene un impacto bastante fuerte en nuestra percepción de la otra persona. Existe la posibilidad de tener una mirada más neutra y equilibrada (si es que vengo haciendo un trabajo personal y espiritual más serio y continuo) sin dejar que influya tanto lo negativo sobre lo positivo, sin embargo, los estudios demuestran que la persona común se va a dejar llevar más por lo negativo que lo positivo. Esto mismo nos ocurre con las noticias, con situaciones y sucesos que ocurren todos los días. Al final, podríamos decir que el peso de lo negativo, ¨gana¨ a lo positivo debido al sesgo de negatividad.

En un estudio que se realizó con niños se vieron los siguientes resultados: ¨supongamos que les da a los niños un frasco y, bajo una consigna, cada vez que obtienen una respuesta correcta, obtienen una canica para poner en un frasco que pueden guardar. En la segunda condición, el frasco estaba lleno de canicas, y cada vez que se equivocaban en una respuesta, perdían una. La consigna con respecto a las canicas es la misma, una canica por respuesta, sin embargo, los niños aprendieron más rápido cuando estaban perdiendo canicas que ganando canicas.¨ (Fuente Jill Suttie, How to overcome your brains fixation on bad things).

Naturalmente, existe cierto condicionamiento desde la infancia a actuar de una manera más eficiente o reactiva cuando tenemos miedo a perder algo, aspecto fundamental para la supervivencia y toma de decisiones bajo riesgo, no obstante, esto realizado de manera continua, puede llegar a ser un obstáculo en el crecimiento personal y espiritual.

La idea de tener una práctica de meditación y un camino de desarrollo personal serio, como hemos examinado en artículos anteriores, es la de poder cultivar una nueva forma de Ser. En las nuevas actitudes y formas de ver la vida, no se trata de obviar o evadir aquellos aspectos negativos que pueden darse en la vida, sino, de tener una mirada cada vez más objetiva, abierta y amorosa que permita incluir e integrar. Podríamos creer que es una tarea imposible y sin duda, mientras leemos este artículo se nos pueden presentar ya algunas dudas y resistencias, pero el hecho es que cada vez hay más motivos que nos demuestran lo contrario. En estudios realizados sobre la aplicación de la práctica del mindfulness (atención plena), se ha comprobado que podemos ¨mejorar la capacidad de regular las emociones, de mejorar las pautas cognitivas y de reducir los pensamientos negativos¨ (Fuente Daniel J. Siegel).

A raíz de lo previamente mencionado, sostengo firmemente que si nuestro objetivo y verdadero deseo es el de construir un verdadero bienestar individual y social, tenemos que transitar del sesgo de negatividad al compromiso con el amor y compasión.

Para aprender más sobre diferentes meditaciones que realizamos, te invitamos a que las puedas vivenciar con nosotros en Suntal.